Justwotravel
Asia Diario de viaje Sri Lanka Sri Lanka

Sri Lanka, Día 3: Sigiriya Rock – Polonnaruwa – Kaudulla Safari

Amanecemos con el mismo sonido que nos ha estado acompañando durante toda la noche: la lluvia. Esta noche ha caído una tormenta impresionante. Lo primero que hago después de apagar el despertador a las 06:35h es abrir la puerta y ver el día que hace. Pues como era de esperar sigue lloviendo, día con nubes y lluvia, fantástico para el súper planning que tenemos organizado para hoy…

Ducha y poco después de las 07:00h ya estamos desayunando. Nos sirven un delicioso desayuno con café, té, un plato de pancakes típicos, rottis de coco, pan tostado, mermelada, mantequilla y mini bananas. ¡Todo buenísimo! Tengo que confesar que este desayuno ceilandés me ha conquistado, me ha encantado. Mi comida favorita del día siempre ha sido el desayuno. Es muy importante desayunar bien para coger fuerzas para el gran día que nos queda por delante.

Cogemos las mochilas y a las 08:00h en punto nos ponemos en marcha para empezar el tour de este segundo día. Primero iremos a Sigiriya Rock, después Polonnaruwa y para terminar, pasaremos la tarde haciendo un safari por Kaudulla. ¡Vaya día nos espera!

SIGIRIYA ROCK

Antes de las 09:00h ya estamos en Sigiriya Rock haciendo cola para comprar los tickets. Una vez los tenemos empieza el camino hasta la gran roca del León de Sri Lanka. ¡Hoy vamos a tener la gran suerte de ver una de las imágenes más fotografiadas de Ceilán, el antiguo reino de Kasama!

DCIM101GOPRO

Sigiriya Rock

  • Coste: el precio de la entrada es  de 4.350 rupias por persona.

Ya andando hacia los pies de la enorme roca hay varios puntos fotográficos desde dónde se consigue una vista panorámica perfecta. Nosotros nos encontramos con la gran Lyon Rock rodeada de niebla, pero eso no nos importa. Allí la tenemos, frente a nosotros, imponente, una grandiosidad de la naturaleza. Y conseguimos una imagen menos usual de la roca, ¡hay que ver el lado positivo de las cosas! No hace sol, pero no por ello no dejaremos de visitarla y de quedarnos boquiabiertos con ella.

Sigiriya. La gran Roca del León.

srilanka-viajar-viajeros-justwotravel-blog-viajes-travelblog-ceilan-diariodeviaje-sigiriya-ceylan-rocadelleon-lionrock-2

Nos sorprende la cantidad de turistas que hay en esta isla, no esperábamos que fuera un sitio con tantos visitantes extranjeros. Como la subida a la roca es dificultosa y se tiene que hacer por estrechas y empinadas escaleras, eso hace que el acceso sea lento y por eso no es de extrañar que se formen largas colas como las que tuvimos que hacer nosotros.

Sigiriya Rock

Esperando para subir las escaleras de caracol hasta los frescos de la pared de la roca, nos cayó un tormentón espectacular. ¡Acabamos remojados! Ese fue el momento de estrenar esos chubasqueros que nos habíamos comprado este verano para ir a Indonesia y que no tuvimos que utilizar en esa ocasión, pero que nos han venido genial para hoy. Parece que en Sri Lanka les daremos uso porque llevamos dos días y cada día ha llovido… Tras este breve paréntesis meteorológico, empezamos nuestro ascenso por la gran escalera de caracol hasta los frescos pintados en la pared delantera de la gran roca.

Subiendo a la Roca del León

Sigiriya Rock

Unas escaleras que seguidamente hay que volver a bajar para seguir con el recorrido de ascensión hasta el siguiente punto: los famosos pies del león. Y es que llegas a una explanada donde literalmente te encuentras con dos enormes pezuñas talladas en la roca, que obviamente simbolizan los pies del león de la gran roca. Una de las imágenes más típicas de Sigiriya Rock.

Zarpas esculpidas en la Roca del León.

Zarpas del león

Sigiriya Rock

Después de esta estampa, ya solo queda el último tramo para llegar a la cima. Un último recorrido con unas escaleras muy empinadas, que por momentos da la impresión que estés andando por encima de la pared. Está claro que esta excursión no es apta para gente con miedo a las alturas porque hay algún momento que da auténtico vértigo. Y si a esto le añades un día con mucho viento y lluvia lo que hace que el suelo esté algo resbaladizo, más miedo da.

Sigiriya Rock

Sigiriya Rock

Sigiriya Rock

Y todo esfuerzo tiene su recompensa, ¡después de subir 1.200 escalones por fin estamos en la cima! ¡Cuando llegas arriba y ves esas vistas te das cuenta que ha merecido la pena hasta mojarse! Allí viví un momento personal muy bonito, sentada admirando la imagen panorámica a mi alrededor, el viento en mi cara, después cerré los ojos y me puse a gritar. ¡Sensación de libertad increíble! Precioso momento con el que me quedo. Y preciosas las vistas desde allí arriba. No es de extrañar que el rey eligiera este emplazamiento tan privilegiado para construir su gran palacio.

Sigiriya Rock. Lion Rock.

Sigiriya Rock. Lion Rock.

Sigiriya Rock

Sigiriya Rock

Desde allí arriba se obtiene una imagen de 360 grados de los alrededores de la gran roca, realmente única. Podemos ver hasta la entrada al recinto dónde hace un rato estábamos haciéndonos fotos.

Sigiriya Rock

Y también vemos desde uno de los laterales, Pidurangala Rock, uno de los mejores puntos desde dónde poder obtener una imagen perfecta de la mismísima Roca del León. ¡Esa imagen no nos la queremos perder, así que mañana antes de abandonar Sigiriya tendremos que hacer una pequeña excursión!

Pidurangala Rock.

Pidurangala Rock

Vistas de la cima de Pidurangala Rock desde Sigiriya Rock

Tenemos que confesar que no tuvimos mucho tiempo para disfrutar allí arriba tanto como hubiésemos deseado, hoy tenemos un día muy completo con un timming muy marcado y tenemos que bajar casi corriendo si queremos llegar a la hora acordada. Algo prácticamente imposible teniendo en cuenta que los accesos son muy estrechos y hay que ir de uno en uno… ¡Esto parece una gincana viajera! ¡Y el día solo ha hecho más que empezar! ¡Genial!

POLONNARUWA

Y a las 12:00h ya estamos listos para irnos a la próxima parada: ahora nos toca trasladarnos unos cuantos siglos atrás y pasear entre grandes templos, dagobas y palacios cingaleses. Nos vamos a Polonnaruwa. Más o menos queda a una hora en coche desde Sigiriya. Pagamos nuestras entradas y vamos directos a las primeras ruinas.

Polonnaruwa

Polonnaruwa

Polonnaruwa

Polonnaruwa

  • Coste: el precio de la entrada es de 3.250 rupias por persona.

Importante decir que en los templos hay que entrar descalzo, sin sombreros y con las rodillas tapadas. Hoy le daremos un buen uso a los sarongs balineses que nos hemos traído. Aquí tenemos la suerte de que al menos la lluvia nos ha respetado, pero aunque no haga un sol espléndido el calor es sofocante.

Polonnaruwa

Gran dagoba blanca entre las ruinas

Polonnaruwa

Observando una majestuosa estatua de buda entre los ruinas de un gran templo

Polonnaruwa

Restos arquitectónicos

Nos trasladamos a un entorno marrón, 800 años atrás en el tiempo, vemos palacios o en muchas ocasiones lo que queda de ellos, budas, templos, grandes dagobas, estupas e impresionantes y monumentales estatuas de buda talladas en roca cingalesa, de las más características y conocidas de Sri Lanka. ¡Polonnaruwa está llena de tesoros arqueológicos de gran belleza! Es una maravilla tener la suerte de pasear entre estos grandes tesoros.

Polonnaruwa

Polonnaruwa

srilanka-viajar-viajeros-justwotravel-blog-viajes-travelblog-ceilan-diariodeviaje-sigiriya-ceylan-polonnaruwa-11

Polonnaruwa

El buda reclinado mide 14 metros de longitud

En esta ocasión también tenemos que terminar la visita rápido, casi corriendo. Bueno, literalmente corriendo, porque llegamos tarde a nuestro safari. Lo tenemos contratado a las 15:00h de la tarde, solo faltan 20 minutos para la hora y todavía tenemos que llegar hasta dónde nos espera nuestro Jeep 4×4.

Como ya hemos dicho, en muchos momentos nos da la impresión de estar viviendo en una gincana continua en la que no tenemos tiempo que perder, dónde cada minuto es importante… De hecho vamos con el planning tan a full que ni ayer ni hoy hemos tenido tiempo de pararnos a comer. En este viaje la comida se suprime y lo cambiamos por una comida/merienda/cena por la tarde. Pero no pasa nada, no nos importa seguir este ritmo, ya que tan solo tenemos 7 días para ver Sri Lanka y queremos aprovecharlos al máximo.

KAUDULLA SAFARI

Y allí nos tienes, subidos a nuestro Jeep 4×4 para nosotros solos y Anton que va de copiloto más feliz que una perdiz. Todos preparados para disfrutar del primer safari que vamos a vivir en nuestra vida, ¡emocionados estamos! Y sobre todo porque parece que la lluvia nos ha respetado y que esta tarde no aparecerá. ¡Yujuuuuu! Esto es lo que grito de pie en el Jeep mientras nos dirigimos a la entrada de Kaudulla.

srilanka-viajar-viajeros-justwotravel-blog-viajes-travelblog-ceilan-diariodeviaje-sigiriya-ceylan-kaudulla-safari-jeep-elefantes-elephant.JPG

En un principio, íbamos a hacer el safari en Minneriya, pero los elefantes han migrado al otro lado y están viviendo en Kaudulla. Así que como ese es el parque en el que estos días se pueden ver más elefantes, allí es donde vamos. Son muchos los turistas que como nosotros aprovechan la visita a Sri Lanka para hacer un safari, es otra de las atracciones más famosas y conocidas de la isla, y nadie se quiere ir sin disfrutarla. Por eso hay que hacer largas colas para entrar en el parque.

Kaudulla National Park

¡Ya nos toca! Entramos en el Parque Nacional de Kaudulla y empieza la diversión. Baches, charcos enormes de agua, selva cerrada… Y nosotros pasándonoslo en grande como niños. Y de repente se abre una gran explanada de tierra con un enorme lago al fondo, donde ya podemos ver algunos elefantes pero muy a lo lejos. Hasta que ante nuestros ojos, al fondo, aparece un grupo enorme de elefantes. ¡Allí nos dirigimos a toda máquina!

srilanka-viajar-viajeros-justwotravel-blog-viajes-travelblog-ceilan-diariodeviaje-sigiriya-ceylan-kaudulla-safari-jeep-elefantes-elephant-11

srilanka-viajar-viajeros-justwotravel-blog-viajes-travelblog-ceilan-diariodeviaje-sigiriya-ceylan-kaudulla-safari-jeep-elefantes-elephant-4.JPG

El Jeep se para al lado de donde se encuentra esta gran manada de elefantes, a unos cuantos metros de ellos, ya que es peligroso acercarse mucho a ellos. Y allí nos tienes, de pie, con los ojos como platos, observando cada movimiento de cada uno de ellos. Los pequeños son súper graciosos, otros juegan entre ellos, cómo comen… No nos perdemos detalle y todo nos sorprende. Nuestra cara de felicidad es inmensa. ¡Estamos alucinando! ¡Cuántos momentos nos está regalando este viaje con elefantes! Unos animales que ya me han robado el corazón.

Kaudulla National Park

srilanka-viajar-viajeros-justwotravel-blog-viajes-travelblog-ceilan-diariodeviaje-sigiriya-ceylan-kaudulla-safari-jeep-elefantes-elephant-6

srilanka-viajar-viajeros-justwotravel-blog-viajes-travelblog-ceilan-diariodeviaje-sigiriya-ceylan-kaudulla-safari-jeep-elefantes-elephant-9

srilanka-viajar-viajeros-justwotravel-blog-viajes-travelblog-ceilan-diariodeviaje-sigiriya-ceylan-kaudulla-safari-jeep-elefantes-elephant-7

srilanka-viajar-viajeros-justwotravel-blog-viajes-travelblog-ceilan-diariodeviaje-sigiriya-ceylan-kaudulla-safari-jeep-elefantes-elephant-8

Kaudulla National Park

Después de un buen rato observándolos, ponemos el motor en marcha y seguimos el divertido camino de baches, hasta llegar a un punto panorámico dónde nos paramos a ver el gran lago de Kaudulla. ¡Preciosa imagen, otra para el recuerdo!

Kaudulla National Park

Kaudulla National Park

Observando el gran lago de Kaudulla National Park

Tras esto seguimos con la diversión del Jeep. Era muy difícil grabar o hacer fotos mientras el coche estaba en marcha, por no decir casi imposible. ¡Parecía una montaña rusa! Y de repente, a la derecha al fondo otro grupo enorme de elefantes, ¡wow! Nos acercamos de nuevo a unos metros de ellos y podemos disfrutar de un espectacular atardecer en la selva ceilandesa rodeados de elefantes, el animal más característico de esta isla. ¿Es o no es para enamorarse de este país?

Kaudulla National Park

srilanka-viajar-viajeros-justwotravel-blog-viajes-travelblog-ceilan-diariodeviaje-sigiriya-ceylan-kaudulla-safari-jeep-elefantes-elephant-14

srilanka-viajar-viajeros-justwotravel-blog-viajes-travelblog-ceilan-diariodeviaje-sigiriya-ceylan-kaudulla-safari-jeep-elefantes-elephant-15

srilanka-viajar-viajeros-justwotravel-blog-viajes-travelblog-ceilan-diariodeviaje-sigiriya-ceylan-kaudulla-safari-jeep-elefantes-elephant-17

srilanka-viajar-viajeros-justwotravel-blog-viajes-travelblog-ceilan-diariodeviaje-sigiriya-ceylan-kaudulla-safari-jeep-elefantes-elephant-18

srilanka-viajar-viajeros-justwotravel-blog-viajes-travelblog-ceilan-diariodeviaje-sigiriya-ceylan-kaudulla-safari-jeep-elefantes-elephant-19

srilanka-viajar-viajeros-justwotravel-blog-viajes-travelblog-ceilan-diariodeviaje-sigiriya-ceylan-kaudulla-safari-jeep-elefantes-elephant-20

Abandonamos la selva con los últimos rayos de sol del día, pletóricos, felices, entusiasmados tras haber vivido lo que acabamos de experimentar. ¡Ha sido realmente alucinante! Hemos visto un total de casi 200 elefantes viviendo en su hábitat natural. La experiencia del safari nos ha encantado, alucinado, flipado… No hay suficientes adjetivos para calificar este momento, totalmente recomendable a todos aquellos que viajéis a Sri Lanka.

srilanka-viajar-viajeros-justwotravel-blog-viajes-travelblog-ceilan-diariodeviaje-sigiriya-ceylan-kaudulla-safari-jeep-elefantes-elephant-211.jpg

  • Coste: el precio del safari privado en Jeep 4×4 en el Parque Nacional de Kaudulla fue de 14.000 rupias.

De camino al hotel nos paramos a comer algo. Recordad que todavía no hemos comido, que vamos con el desayuno y alguna que otra galleta durante todo el día. Anton se para en un restaurante de la carretera dónde a él le dan de comer gratis por ser conductor. Esta noche no me apetece comer nada picante, y como aquí hay una gran variedad de comida, china, hindú, tailandesa… Pues opto por un buen plato de ricos noodles para reponer fuerza. ¡Muy buenos! Nos lo acabamos todo y ya con el estómago lleno nos vamos al hotel a descansar.

Como ya os contamos en el post anterior Sri Lanka, día 2: Orfanato de elefantes Pinnawala – Dambulla esta noche repetimos alojamiento, será la única vez que lo hagamos en todo el viaje. Llegamos a nuestra querida cabañita del hotel Liyon Rest. Os recordamos que todos los detalles de los alojamientos de este viaje por Sri Lanka los encontraréis en la entrada especial Alojamiento en Sri Lanka.

Descansamos un rato en la terraza viendo las estrellas, después nos damos una ducha y a la cama a soñar con elefantes. Ha sido un segundo día realmente increíble. Tras esta experiencia tengo claro que algún día tenemos que ir de safari a África. ¡Cómo me gusta soñar con viajes!


Si no queréis perderos las próximas entradas de este diario de viaje de Sri Lanka, suscribiros a nuestro blog. Y si sois amantes de las RSS, seguidnos en la que sea vuestra favorita o en todas: Instagram, Facebook y ahora también en Twitter. ¡Y si os gustan los vídeos, no dejéis de suscribiros a nuestro canal de Youtube!

¡Estaremos encantados de compartir con vosotros nuestras aventuras viajeras!

Guardar

Guardar

You Might Also Like...

No Comments

    Deja un comentario