Justwotravel
Asia Laos

Ruta por Laos en 16 días por libre

Tras nuestra Guía de viaje a Laos en la que os adelantamos nuestra ruta por Laos en 16 días por libre, además de daros algunos consejos generales para organizar vuestro viaje a este país del Sudeste Asiático, llega nuestro itinerario completo y el día a día de esta aventura.

A continuación os detallamos nuestra ruta definitiva por Laos en 16 días por libre:

  • Luang Prabang – Esta ciudad fue amor a primer vista – 4 días y 4 noches
  • Vang Vieng – Mucho más que tubbing y fiesta – 3 días y 3 noches
  • Vientiane – La capital de Laos nos sorprendió – 2 días y 2 noches
  • Pakse-Bolaven Plateau – Pura naturaleza, montañas y cascadas salvajes – 2 días y 2 noches
  • 4000 islas – Relax a orillas del Mekong – 2 días y 1 noche


Día 1: Cruzar frontera de Tailandia a Laos por tierra

Amanecimos en Chiang Rai y dormimos ya en Laos. Cruzamos la frontera entre países por tierra, algo que os contaremos con todo tipo de detalles en un post especial de Cómo cruzar la frontera desde Tailandia a Laos por tierra. Desde Huay Xai cogimos un sleeping bus en el que pasamos toda la noche, hasta llegar con los primeros rayos de sol a Luang Prabang.

Ruta por Laos en 16 días por libre

Bus desde Chiang Rai hasta frontera con Laos

Día 2: Llegada a Luang Prabang

Llegamos a Luang Prabang a primera hora de la mañana. Las calles estaban casi vacías, ya que acababa de amanecer. Lo primero que hicimos fue buscar una cafetería dónde desayunar y poder conectarnos a Internet, ya que pisamos Luang Prabang sin tener alojamiento. Encontrar alojamiento libre nos llevó buena parte de la mañana, ya que era el año nuevo chino y la mayoría de alojamientos tenían colgado el cartel de “full” en sus puertas. Finalmente y tras muchos quebraderos de cabeza, encontramos habitación para esa primera noche en una guesthouse nueva en pleno morning market: Ananta Villa.

Esa primera tarde nos la tomamos de descanso, ya que prácticamente no habíamos pegado ojo en el sleeping bus. Eso sí, nada más caer la noche, nos fuimos a la calle a pasear por el night market. Una calle llena de puestecitos de comida y de artesanía, joyas, mochilas, bolsos, ropa… ¡Y todo tipo de cosas! El sitio ideal para los amantes de los mercadillos. Y allí mismo probamos la primera baguette callejera de Laos. Cenamos una baguette y un shake de coco recién hecho que estaba riquísimo.

Día 3: Luang Prabang

Tras despertarnos y desayunar, nos fuimos directos a pasear por el casco antiguo de esta preciosa ciudad Patrimonio de la Unesco. Dedicamos toda la mañana a conocer y visitar sus templos. Los más importantes cobran entrada, sin embargo hay otros más pequeñitos y con el mismo encanto que son gratuitos. Una de las cosas más enriquecedoras que podéis hacer es sentaros a hablar con los jóvenes monjes. Les encanta conversar con extranjeros para practicar idiomas y conocer otras culturas. Nosotros estuvimos un buen rato hablando con un grupo en un pequeño templo.

Después de una larga mañana de paseo sin parar, fuimos a comer a un pequeño restaurante que ofrece una carta con comida fusión buenísima (Bouang), que os más que recomendamos si un día os queréis dar un capricho. Tras la comida, volvimos a nuestro hotel a hacer el check out y a recoger nuestras mochilas. ¡Tocaba cambio de alojamiento! Y con todo a nuestras espaldas llegamos a nuestra nueva casa en Luang Prabang, dónde hicimos el check in: Chitlada Central Bila House.

Por la tarde nos acercamos al río Nam Khan y cruzamos su puente de bamboo, que tiene un precio de 5.000 LAK (0,50€). Es un precio simbólico que debe pagarse para reconstruir cada año el puente tras la época de lluvias. Merece la pena pagarlo, ir al otro lado de la ciudad y disfrutar de una puesta de sol en ese ambiente. Nosotros nos acercamos hasta un bar/restaurante que tiene unas vistas preciosas sobre el río: Dyen Sabai. Allí nos tumbamos con nuestra Lao beer bien fresquita mientras llegaba la noche.

Ruta por Laos en 16 días por libre

Día 4: Luang Prabang – Tat Sae falls

Este día nos despertamos pronto, para acercarnos al morning market a primera hora de la mañana que es cuando se puede disfrutar de la esencia más local del mercado matutino. Las pequeñas callejuelas se llenan de locales que van a hacer la compra nada más levantarse. Tras este paseo con los primeros rayos de sol, decidimos alquilar una moto para salir de la ciudad y recorrer los alrededores. La moto la alquilamos directamente en nuestra guesthouse. Nos costó 100.000 LAK (10,00€) por día. Habíamos decidido ir a ver unas de las cascadas más conocidas de Luang Prabang. No las Kuang Si Falls, sino las Tat Sae Falls, que estaban a tan solo media hora en moto del centro de la ciudad.

Montados en nuestra motillo, nos lanzamos a la carretera. En poco más de 30 minutos llegamos siguiendo las indicaciones de nuestro gps a las Tat Sae Falls. Dejamos la moto aparcada en el parking (5.000 LAK (0,50€)) y fuimos andando hasta el punto dónde hay que abonar el precio del trayecto en barca. Y es que para llegar hasta este conjunto de cascadas hay que hacer un pequeño recorrido previo en barca por el río. El entorno y el paisaje son preciosos. El precio del trayecto en barca es de 20.000 LAK (2,05€) ida y vuelta.

La barca nos dejó en la entrada del parque, dónde hay que abonar la entrada de 15.000 LAK (1,50€) por persona. En el recinto hay varias cascadas en diferentes niveles. Está todo muy bien indicado y es imposible perderse. Pero nosotros tuvimos la mala suerte de ir en época seca, por lo que cascadas lo que viene siendo cascadas no vimos… Vimos algunos puntos con agua, pero nada que ver con la imagen que teníamos de ese sitio cuando está a rebosar de agua. Si lo hubiéramos sabido, no hubiéramos ido, ya que la excursión a unas cascadas en las que no hay agua, no merece realmente la pena. Pero como estábamos allí, caminamos, hicimos un pequeño trekking y disfrutamos de la tranquilidad del entorno y de la naturaleza.

Tras esta pequeña decepción, volvimos a la ciudad a la hora de comer. Comimos en el Bamboo Garden Restaurant, otro sitio local con comida muy buena y a precios asequibles que os recomendamos,  y por la tarde fuimos a disfrutar de la puesta de sol a las orillas del río Mekong. Y tuvimos una despedida del día preciosa y espectacular. Tras esto, nos acercamos al chill out más cool de Luang Prabang: Utopia, dónde habíamos quedado con otros locos viajeros para tomar algo. Fue un final del día espectacular, nos lo pasamos genial.

Ruta por Laos en 16 días por libre

Día 5: Luang Prabang – Kuang Si Falls

Hoy sí suena el despertador pronto porque queremos ser de los primeros en llegar a las cascadas más bonitas y famosas de Luang Prabang: las Kuang Si Falls. A las 07:00H de la mañana ya estamos subidos en la moto con nuestro objetivo claro. Tardamos unos 50 minutos en llegar a la zona de parking de las cascadas (2.000 LAK (0,20€)). A las 08:00H de la mañana abren las puertas del parque dónde están estas cascadas y el precio de la entrada es de 20.000 LAK (2,05€) por persona. Ya con nuestros tickets en mano, nos fuimos directos a las cascadas. Queríamos tener la oportunidad de disfrutarlas sin aglomeraciones, ¡y así lo hicimos durante un par de horas! Son espectaculares, varios niveles de preciosas cascadas de agua de color turquesa. Estuvimos visitando cada uno de los niveles, haciendo fotos y disfrutando del sonido del agua. Tras llegar hasta lo más alto, volvimos a bajar y ya había muchísima más gente. Antes de irnos nos dimos un baño, ¡no queríamos marcharnos sin probar ese agua!

Volvimos hasta la ciudad en moto y tras una buena ducha, nos fuimos a dar un paseo por los alrededores de nuestro hostel, vimos algunos templos que nos habían quedado en el tintero y acabamos la noche de la mejor forma: en Utopia, tumbados frente al río, con unas buenas bebidas y un bol de palomitas. Disfrutamos de una puesta de sol con una gran ambiente y de observar las estrellas. ¡Qué más se puede pedir!

Ruta por Laos en 16 días por libre

Ruta por Laos en 16 días por libre

Día 6: Traslado de Luang Prabang a Vang Vieng

Hoy toca traslado, así que después del desayuno, cerramos de nuevo mochilas, recogemos todo y hacemos el check out. ¡Nos vamos de Luang Prabang con mucha pena porque es una ciudad que nos ha enamorado! Pero el viaje continúa. Nos subimos a una minivan y tras más de 6 horas de camino, llegamos a Vang Vieng. Nada más llegar hacemos check in en nuestro hotel, Silver Naga Hotel, y nos vamos directos a comer. Después disfrutamos de la piscina y la terraza del hotel, y allí nos quedamos para ver la puesta de sol con un fondo de montañas kárstikas espectacular.

Y cuando llega la noche en el sudeste asiático llega el momento de salir a la calle y de conocer el night market de Vang Vieng. Damos un paseo por los chiringuitos y cenamos algo, una baguette y una sopa con noodles.

Ruta por Laos en 16 días por libre

Día 7: Vang Vieng

No ponemos despertador y nos levantamos con la luz del sol, nos queremos tomar el día con calma y relax. Por eso nos vamos a pasear por los alrededores de Vang Vieng. Nos perdemos por sus calles centrales y llegamos hasta un restaurante cerca del río, en un entorno muy tranquilo y con vistas muy bonitas. Tras comer, seguimos explorando los alrededores, cruzamos el puente por encima del río, vemos a mucha gente pasear en kayak y pocos haciendo el típico “tubing” del lugar. Y sin darnos cuenta, llegamos a una zona llena de arrozales verdes preciosos. Algo que nos recuerda mucho a Vietnam. Nos encanta el entorno y estamos un buen rato paseando y haciendo fotos.

Tomamos algo mientras cae la noche en un bar cerca del río, antes de irnos una noche más a pasear por el night market. Pero hoy decidimos darnos un homenaje y cenar una riquísima pizza en la Pizzeria Luka, un pequeño local con horno de leña y unas sabrosas pizzas finitas con una terraza muy romántica. Así ponemos fin a este primer día completo en Vang Vieng.

Ruta por Laos en 16 días por libre

Día 8: Vang Vieng – La parte más rural

Hoy sí nos levantamos pronto para aprovechar el día que tenemos en moto. Alquilamos una moto en una tiendecita por 50.000 LAK (5,10€) y nos subimos a ella dispuestos a conocer la parte más rural y auténtica de Vang Vieng. ¡Y así lo hicimos! Nos perdimos, literalmente, entre caminos de piedra y montañas kárstikas. Disfrutamos de ver la vida tan sencilla de las pequeñas aldeas por donde pasábamos, campos de arroz, vacas campando a sus anchas, niños saliendo del cole… Visitamos uno de sus famosos Blue Lagoons y salimos corriendo de allí. No nos gustó nada, ni el sitio, ni lo que ofrece, estaba lleno de gente por todos los lados, como si fuera un “aquapark“. Lejos de lo que a nosotros nos gusta. Comimos algo por allí y decidimos subir a uno de sus miradores más altos, para ver desde el cielo ese espectáculo de paisaje. Y lo conseguimos, tras mucho esfuerzo, llegamos al top del pico de Nam Xay y prácticamente solos nos emocionamos al ver esa imagen. Y es que los esfuerzos tienen sus grandes recompensas, y el estar allí arriba en un palafito en lo más alto de Vang Vieng y disfrutando de esas vistas, ¡no tiene precio!

Terminamos el día saboreando una cena riquísima, de las mejores de todo el viaje, en un pequeño restaurante llamado Happy Mango, ¡recomendadísimo!. Fue una cena excelente, toda la comida casera y hecha al momento y unos shakes buenísimos.

Ruta por Laos en 16 días por libre

Día 9: Traslado Vang Vieng – Vientiane

Nos levantamos y tras desayunar, volvemos a la habitación para coger nuestras mochilas porque hoy toca cambiar de nuevo de ciudad: nos vamos a la capital. Esta vez nos vamos en un minibus y el trayecto durará unas 4 horas. A medio día ya estamos en Vientiane, la ciudad dónde pasaremos los próximos días. Hacemos check in en nuestro primer alojamiento en la ciudad: City Inn Vientane. Después vamos a comer algo y paseamos ya por el centro de la ciudad para descubrir algunos de sus templos más importantes. Vamos a dar una vuelta por el nightmarket que está a las orillas del río Mekong y nos sorprenden la cantidad de puestecitos que nos encontramos de ropa, de complementos, de tecnología… ¡allí podéis comprar todo tipo de cosas y a buen precio siempre que se os dé bien el arte del regateo! Nosotros resistimos y no compramos nada, las compras se salen de nuestro presupuesto. Y como hemos comido tarde, esta noche compramos unos snacks y cenamos algo en el hotel y nos vamos pronto a descansar, porque estos días de viaje también cansan.

Ruta por Laos en 16 días por libre

Día 10: Vientiane – Templos

Empezamos el día con un desayuno buenísimo en nuestro hotel y hoy sí estamos dispuestos a descubrir y a ver todos los puntos más importantes de la ciudad: Pa That Luang temple, Ho Phra Keo, el Palacio del Presidente y la Patuxay Gate entre otros. Qué bonita es esta ciudad y qué gran encanto tiene, ¡nos ha sorprendido y mucho! Hoy nos toca de nuevo cambio de hotel porque dormiremos en el Grand Hotel Vientiane. Tras el check in en nuestro nuevo alojamiento, para terminar el día, nos acercamos al Mekong para disfrutar desde sus orillas de una preciosa puesta de sol. Hay un gran ambiente en el paseo del río, familias paseando, parejas, gente practicando aeróbic al aire libre… ¡es muy divertido darse una vuelta por allí una tarde, no os lo perdáis! Para disfrutar de la puesta de sol, elegimos un bar con vistas y allí nos quedamos hasta que cae la noche. Así termina otro día más de este gran viaje.

Ruta por Laos en 16 días por libre

Día 11: Vientiane – Budha Park y noche en sleeping bus a Pakse

Hoy toca viaje nocturno en sleeping bus, pero como tenemos toda la mañana por Vientiane, decidimos coger un autobús público y acercarnos al Budha Park, a un pequeño recinto lleno de estatuas de buda de todas las formas y tamaños. ¡El parque más surrealista que jamás hayamos visitado! Pero también pasamos un buen rato haciéndonos fotos y observando cada una de esas esculturas. A la hora de comer volvimos al centro para dar un último paseo e irnos al hotel a esperar el servicio de shuttle que nos venía a buscar para llevarnos hasta la estación desde donde cogeríamos el sleeping bus que nos llevaría hasta Pakse. Un trayecto nocturno de lo más entretenido.

Ruta por Laos en 16 días por libre

Día 12: Llegada a Pakse y descanso

Llegamos a Pakse de madrugada, con los primeros rayos de sol. Tras tomar un café en una cafetería de en frente de la estación de autobuses cogimos un tuk tuk que nos llevara hasta nuestro hotel, que no estaba en el centro de la ciudad. Hicimos el check in y como teníamos el privilegio de tener piscina, dedicamos este día a descansar, tomar el sol, estar en la piscina y organizar los siguientes días de viaje. Por la noche nos fuimos hasta el centro de Pakse a alquilar una moto para el resto de días que íbamos a pasar, por 80.000 LAK (8,20€) por día. Cenamos algo por ahí y nos fuimos a la cama no muy tarde.

Ruta por Laos en 16 días por libre

Día 13: Pakse – Las cascadas de Bolaven Plateau

Hoy sí suena el despertador pronto. Tras un rico desayuno, cogemos todo lo necesario, nos subimos a la moto con destino las cascadas más cercanas de la zona llamada Bolaven Plateau. Decidimos no hacer la ruta de 2 días que suele hacer la gente, sino coger la moto solo un día y dedicarlo a visitar todas las cascadas que nos diera tiempo. Visitamos las cuatro waterfalls más cercanas a Pakse: Tad Fane, Tad Yuang, Tad Champee y Tad E Tu.  Así nos pasamos el día, subidos a la moto, entre paisajes preciosos, naturaleza pura, tranquilidad y cascadas. ¡Incluso nos bañamos en alguna! Lo pasamos genial. Eso sí, acabamos reventados. Tras una ducha en el hotel, nos acercamos al centro de la ciudad para comprar los tickets de autobús y barco para ir a las 4000 islas y cenar algo. Lo que no nos podíamos imaginar es lo que nos pasó esa noche. Esa noche vivimos el capítulo más oscuro de todo el gran viaje de nuestras vidas. Mientras dormíamos en el hotel, nos entraron en la habitación y nos robaron (dinero, mochila, varios elementos electrónicos…). El susto que nos llevamos y los siguientes días luchando con la policía ya que nos retuvieron los pasaportes y no nos los querían devolver, fueron las peores horas de esta aventura. Estuvimos incluso a punto de tirar la toalla y volver a casa. Pero ni esto ni nada iba a impedir que nosotros siguiéramos cumpliendo nuestro gran sueño. Así que sacamos fuerzas de por todo, conseguimos nuestros pasaportes de vuelta e inmediatamente cruzamos frontera a Tailandia de nuevo, adelantando nuestra llegada a Bangkok unos cuantos días.

Día 14: Pakse – Traslado a las 4000 islas

Se suponía que este día de nuestro recorrido por Laos nos íbamos a ir al último punto del mapa del país que íbamos a visitar. Como sabéis, no pudimos ver las 4000 islas, pero queríamos mencionarlo en el itinerario porque creemos que un sitio que hay que tener en cuenta cuando uno va a Laos. Nosotros habíamos elegido Don Kohn para estar dos noches y desde allí conocer los alrededores de la zona, relajarnos y pasear.

Ruta por Laos en 16 días por libre

Día 15: 4000 islas – Don Kohn

Éste día lo queríamos dedicar a alquilar una bicicleta cruzar hasta Don Det y conocer las 4000 islas en profundidad. ¡Una pena no poder hacerlo!

Día 16: ¡Adiós Laos! – Cruzar frontera a Tailandia

Y el último día de cualquier aventura por un país es el día de despedida y de coger mochilas y despedirnos, en esta ocasión de Laos, tras un recorrido de nada más y nada menos que 16 días. Desde Laos nosotros decidimos cruzar frontera por tierra a Tailandia, algo que os contaremos muy pronto en un post especial para aquellos que también queráis hacerlo como nosotros.

Ruta por Laos en 16 días por libre

Y así quedó nuestra ruta por Laos en 16 días por libre. Fue un país que nos gustó mucho, del que esperábamos rincones naturales impresionantes, tal y como los encontramos, pero quizás lo que nos sorprendió más fueron sus ciudades. Luang Prabang fue el gran descubrimiento de este viaje, hasta dijimos que seríamos capaces de vivir una temporada en esa coqueta ciudad. ¡Así que imaginaros!

Esperamos que este breve resumen de nuestro día a día por Laos os sirva para organizar vuestro propio itinerario y coger ideas y apuntar consejos. Y si tenéis alguna duda, no os lo penséis y dejad un comentario más abajo, os contestaremos lo antes posible.


Si no queréis perderos ninguno de nuestros relatos,  suscribiros a nuestro blog. Y si sois amantes de las RRSS, seguidnos en vuestra favorita o en todas: InstagramFacebook y Twitter.

¡Estaremos encantados de compartir con vosotros nuestras aventuras y experiencias viajeras!

Y si estáis pensando en viajar, que no se os olvide contratar vuestro seguro de viaje. Nosotros siempre lo hacemos con Iati Seguros, ¡el mejor seguro para viajeros! Aquí te explicamos porqué. Además si lo hacéis a través de nuestro enlace conseguiréis un 5% de descuento.

 

You Might Also Like...

No Comments

    Deja un comentario