Justwotravel
Asia Ninh Binh Vietnam

Ninh Binh: la Halong Bay terrestre

Vamos llegando a la mitad de nuestro viaje de 10 días completos por Vietnam. Estamos en el ecuador de la aventura vietnamita y con él llegan nuestros días por Ninh Binh, el territorio al que llaman el Halong Bay terrestre. Seguid leyendo porque os vamos a contar qué ver en Ninh Binh y Tam Coc en dos días.

Tuvimos claro desde un principio que no queríamos perdernos Ninh Binh y sus alrededores en nuestra ruta. Teníamos grandes expectativas que fueron superadas con creces. Así que si estáis pensando en viajar a Vietnam, no dudéis ni un momento en reservaros unos cuantos días para perderos en estas tierras de arrozales, ríos y rocas kárstikas.

¿Cómo ir de Halong Bay a Ninh Binh?

Lo primero que vamos a hacer es explicaros cómo llegamos nosotros a Ninh Binh desde Halong Bay. Pero antes de seguir, sino habéis leído todavía nuestros pasos por esta Maravilla Natural del Mundo, os invitamos a que descubráis la increíble Bahía de Halong.

El medio de transporte que elegimos nosotros para desplazarnos hasta Ninh Binh fue el autobús. Desde el puerto donde nos dejó nuestro crucero, el Red River Delta, salía un autobús que nos llevaba directos a nuestro destino. Era la forma más económica y rápida de ir. Lo de rápida lo pensábamos en un principio, porque finalmente no fue así. Tardamos más de 6 horas en llegar a Tam Coc, ya que la primera mitad del trayecto lo hicimos por carreteras secundarias y no autovía. Salimos a medio día de Red River Delta y llegamos ya de noche a Tam Coc. No fue uno de los mejores trayectos de nuestras vidas, aunque el autobús tampoco era incómodo, pero claro, 6 horas sentados en esos asientos se hicieron duras… Tan solo hicimos una breve parada al principio del viaje, que aprovechamos para estirar las piernas e ir al baño.

La compañía con la que realizamos este trayecto se llama The Long Travel, y os dejamos en link directo a su página web aquí para que podáis consultar todos sus servicios, horarios y precios. Este viaje nos costó 10$ por persona. Os decimos el precio en dólares porque nosotros lo pagamos en esta moneda, aunque obviamente se puede abonar también con la moneda local.

Como os decíamos, llegamos recién entrada la noche al centro de Tam Coc. Lo cual supuso un problema para nosotros, porque nuestro hotel estaba bastante alejado del pueblo, a unos 30 minutos. Por lo que desde allí tuvimos que coger un taxi hasta nuestro alojamiento. Tras mucho regatear, lo más barato que encontramos fue por 250.000 VDN (unos 10€ aproximadamente).

Y allí nos esperaba el Emeralda Resort, el hotel que elegimos para nuestra estancia en Ninh Binh. Ya nos veis a nosotros dos, agotados de estar casi todo el día en un autobús y cargados con nuestras mochilas, entrando en un resort espectacular de cinco estrellas. ¡Nos sentimos como reyes! Nos recibieron con un zumo exquisito, hicimos el check in y nos acompañaron a nuestra habitación en un carrito. ¡Todo un lujo! Llegamos a nuestra habitación que parecía una mini villa privada, ya que en los tres días que estuvimos no nos cruzamos nunca con nadie. Nada más pisar el dormitorio nos encontramos con la habitación decorada con flores encima de la cama y la bañera llena de agua con pétalos de rosas. Era nuestro regalo de aniversario de boda, ¡muy romántico todo! Como os podéis imaginar nada más llegar nos dimos un baño en esa bañera y nos quedamos como nuevos. Como ya era tarde y estábamos cansados, decidimos cenar en el mismo hotel e irnos a la cama pronto, ya que mañana queríamos levantarnos no muy tarde y aprovechar bien el día.

Suena el despertador y no queremos movernos de esa pedazo de cama, ¡qué maravilla de hotel! Ha sido todo un acierto darnos este caprichito en este viaje, nuestros cuerpos ya necesitaban descansar bien y disfrutar de un poco de paz y tranquilidad. Y un día no puede empezar redondo sin un rico desayuno y el de este hotel os puedo asegurar que es de los mejores desayunos que he probado viajando. Es un desayuno a la carta. Coge su carta y elige todo lo que quieras: tostadas, café, capuccino, zumos, yogur, muesli, cereales, pan de todo tipo, mermeladas varias, tortilla al gusto, fruta de temporada, crepes… ¡De todo y más!

Llega el momento de empezar nuestra ruta por Ninh Binh y Tam Coc, ¿cómo vamos a movernos? La forma más popular de moverse por aquí es la bicicleta, opción que descartamos al estar nuestro hotel muy alejado de todo el centro y de todas las atracciones a visitar. Así que la otra opción que teníamos, y que habíamos leído que era la mejor, era alquilar una moto. ¡Motorizados pasamos nuestros días por estas tierras y menuda experiencia! Salimos del hotel y andamos un par de minutos hacia la zona poblada más cercana, y en el primer restaurante con el que nos cruzamos alquilamos nuestra moto. Tras regatear un poco, y sabiendo de antemano lo que nos podía costar, cerramos el precio de 2 días de alquiler de la moto en 300.000 VND. No estaba nada mal según habíamos leído. No le dejamos nada de dinero a cuenta, lo que sí le dejamos fue el carnet de conducir de Juanjo. Y ahora sí, los dos subidos a la moto con nuestros cascos, empieza nuestra aventura por Ninh Binh y Tam Coc.


Trang An, paseo en barco

¿Por dónde vamos a empezar nuestro recorrido? Pues por un paseo en barco por la Halong Bay terrestre, uno de los imprescindibles de este lugar. Nosotros elegimos hacerlo no desde el embarcadero más conocido de Tam Coc,  sino desde uno de los paseos secundarios menos masificados pero igual de bonitos y llenos de encanto: Trang An.

Dejamos la moto en el parking que hay justo en frente de la entrada. Nada más entrar debéis ir a la taquilla y comprar los tickets. Ya con vuestra entrada tendréis que elegir qué recorrido hacer, el 1 ó el 2. Nosotros elegimos el 1, que era más largo que el otro. Por delante nos esperaban casi 3 horas en una barquita navegando en aguas rodeados de naturaleza, de montañas y formaciones rocosas kárstikas, ¡un paisaje realmente único e increíble!

Es muy curioso nada más pisar el embarcadero ver cómo están todas las barcas una al lado de la otra y las mujeres en su interior esperando que lleguen los visitantes para iniciar el recorrido. Nos montamos en nuestra barca acompañados por otra pareja francesa.

Qué ver en Ninh Binh y Tam Coc

Qué ver en Ninh Binh y Tam Coc

Y empieza nuestra excursión en barca y yo emocionada como una niña pequeña. Es increíble, solo oímos los sonidos de la naturaleza que nos rodea y del agua a nuestro paso. Nosotros no decimos nada, estamos quietos, observando y con los ojos muy abiertos para no perdernos nada. Encima el día ha amanecido precioso.

Qué ver en Ninh Binh y Tam Coc

Venimos de Halong Bay que ha sido impresionante, pero os podemos asegurar que este paraje no le tiene nada que envidiar. Este lugar es incluso más especial, menos conocido, menos masificado y con más encanto. Durante éstas más de dos horas de navegación atravesamos varias cuevas. Grutas por las que prácticamente no cabíamos de ancho y en la que tuvimos que agachar en varias ocasiones la cabeza. Era muy chulo pasar con la barca por dentro de una cueva completamente a oscuras. Y de repente se hacía de día de nuevo y regresábamos a ese entorno de naturaleza pura y también de espiritualidad, porque durante la excursión hay varios templos para visitar. No me digáis que este sitio no es diferente a cualquier lugar que hayáis visto antes.

Tenemos que decir que durante prácticamente todo el recorrido ayudamos a nuestra capitana de barco a remar. Nos fuimos turnando con la otra pareja, porque estas señoras tienen un trabajo muy duro físicamente. Y a eso tenemos que añadirle un sol abrasador que dificultaba mucho más el trabajo, ya que no pasaba ni una gota de aire y costaba hasta respirar. Aprovechamos el momento para recomendaros que os llevéis una gorra o un sombrero, y una botella de agua para esta excursión.

Y fascinados por esta maravilla de la naturaleza, nos marchamos felices por la experiencia que acabamos de vivir. ¡Este paseo en barca por Trang An difícilmente lo olvidaremos!

Datos prácticos:

  • Coste del parking: 15.000 VND
  • Coste de la entrada a Trang An:  200.000 VND por persona

Motorizados de nuevo, decidimos ir a comer, haciendo primero una parada para poner gasolina. Llegamos al centro de Tam Coc y nos paramos a reponer fuerzas en un restaurante familiar llamado Thuy Linh, que está ubicado en la calle principal. Nos pedimos dos hamburguesas con patatas, una coca cola y una limonada casera, por tan solo 210.000 VND. Por cierto, el restaurante tiene wifi gratis y enchufes varios para recargar baterías, que en nuestro caso nos vino genial. Y mientras estamos allí comiendo, el cielo se pone negro y empieza a diluviar, literalmente. Así que decidimos no movernos de allí hasta que pare de llover y se calme un poco la cosa. Unos 45 minutos más tarde, parece que la lluvia para y nos da algo de tregua para poder seguir descubriendo rincones de Tam Cpc y sus alrededores. A pocos minutos de donde estamos, hay un pequeño templo que tenemos marcado en el mapa y que no queremos dejar de visitar: Bich Dong Pagoda.


Bich Dong Pagoda

Es una pequeña pagoda llena de encanto más por el entorno en el que se encuentra, que por lo que es la pagoda en sí. Lo más bonito es su entrada con arco espectacular rodeado de naturaleza y un pequeño puente que cruza un lago.

No es un imprescindible en Tam Coc, de hecho nosotros la visitamos completamente solos, pero la quisimos incluir en nuestra ruta por su belleza. Y si os pilla en ruta, os recomendamos una pequeña parada porque además la entrada es gratuita. También tiene un pequeño parking para dejar la moto.

Datos prácticos:

  • Coste del parking: 15.000 VND
  • Coste de la entrada a Bich Dong Pagoda:  gratuita

Embarcadero Tam Coc

Cae ya la noche mientras estamos en el embarcadero principal de Tam Coc y observamos cómo las señoras de la zona hacen la colada en el lago y los adolescentes se divierten mientras se dan un buen baño. Momentos cotidianos que nosotros como visitantes observamos con gran curiosidad. Y con esta estampa termina este primer día en Tam Coc.

Decidimos ya regresar al hotel, ya que nos queda por delante un camino muy largo, que se hizo casi eterno ya que el GPS nos envió por una ruta mucho más larga y tardamos una hora en llegar. ¡Fue una auténtica locura! Parecía que nunca llegábamos. Estábamos agotados de todo el día y nos fuimos directos a la piscina a refrescarnos. Esta noche ni cenamos, comimos un par de galletas que habíamos comprado en una tienda del pueblo y nos fuimos directos a la cama. Miramos la previsión del tiempo y al no dar lluvia para mañana, queríamos madrugar para aprovechar bien el segundo y último día completo que nos quedaba por estas tierras.


Fuimos de los primeros en ir al restaurante a desayunar. Nos pedimos de todo de la carta, ya que el día que nos espera por delante será largo y hay que empezar con suficiente energía, porque además empezaremos por uno de los platos fuertes: Hang Mua Cave nos espera. Veremos una de las imágenes panorámicas más espectaculares de este territorio y de todo Vietnam.

El camino que nos queda hasta llegar a este primer punto de la ruta de hoy es largo, pero es ameno. Esto de ir en moto por libre me está gustando. Hacemos lo que queremos, paramos donde queremos y encima nos metemos por caminos muy estrechos entre riachuelos, arrozales, pequeñas aldeas… ¡Es muy divertido!

Hang Mua Cave

Somos de los primeros en llegar al recinto de Hang Mua Cave. Son poco más de las 08:30 de la mañana y dejamos la moto en el parking. Cruzamos la gran entrada y vamos directos a la taquilla a adquirir los tickets. Y ya desde abajo observamos la cumbre a la que llegaremos en unos minutos.

Por delante nos espera un camino que hemos leído que no es nada fácil. Nada más y nada menos que 500 escalones y en pendiente, con una humedad brutal y bajo un sol abrasador. Empezamos con energía la subida, contando escalón por escalón. 1, 2, 10, 20… Y así hasta 500, con algunas paradas cortas por en medio, pero sin pensar por un momento no llegar hasta arriba. Otra cosa no, pero cuando queremos algo vamos a por ello, y Mua Cave era uno de nuestros objetivos en Tam Coc.

Y cuando uno llega a la cima se da cuenta que merece la pena subir 500 o los escalones que se pongan por delante, para obtener estas impresionantes vistas. ¡Wow! Sin palabras y sin aliento, así nos quedamos durante un buen rato. Nosotros y todos los que subían detrás, llegábamos literalmente asfixiados. Nos tuvimos que quedar durante más de 10 minutos sentados, recuperando el ritmo de respiración normal, bebiendo agua y secándonos el sudor. Pocas veces en mi vida he pasado tanto calor como este.

Pero solo por ver esto, ¡la subida lo merece! Una vista totalmente panorámica, casi cenital y 360º de Tam Coc y sus alrededores. Frente a nosotros un riachuelo se abre camino entre enormes formaciones rocosas cubiertas de un manto verde. ¡Impresionante! Este lugar es digno de ser escenario de la serie Juego de Tronos, con un gran dragón de piedra en todo lo alto del monte.

El entorno es impresionante. Uno puede estar allí horas y horas sentado, observando, porque es una vista que no cansa. Y si encima tenéis la misma suerte que nosotros, de verlo con sol y en un día espléndido, la visita resultará ser de 10. Hay varios miradores en diferentes alturas desde donde obtendréis fotografías igual de bonitas. Nosotros hicimos millones de fotos y desde todas las perspectivas posibles.

Datos prácticos:

  • Coste del parking: 10.000 VND
  • Coste de la entrada a Hang Mua Cave:  100.000 VND por persona

Ciudadela de Hoa Lu

Motorizados de nuevo, ponemos rumbo a nuestro próximo punto en el mapa. Vamos a ver la Ciudadela de Hoa Lu. Tenemos que reconocer que nos perdimos varias veces para llegar, dimos varias vueltas en círculo, preguntamos en varios sitios y la gente nos indicaba caminos diferentes, el GPS se volvía loco y nosotros también. Llegó un momento que ya no sabíamos hacia dónde ir, pero al final lo conseguimos. Como ya habíamos visto muchos templos de este estilo durante el viaje, decidimos tan solo hacer la visita por el exterior y no entrar en el recinto.

Datos prácticos:

  • Coste del parking: 10.000 VND
  • Coste de la entrada a la Ciudadela de Hoa Lu:  10.000 VND por person

Regresamos de nuevo al centro del pueblo, porque se nos ha hecho tarde y ya es hora de comer. ¿Dónde vamos hoy? Pues porqué descubrir un sitio nuevo, cuando el restaurante en el que comimos ayer nos encantó. Así que decidimos visitar de nuevo a nuestra familia vietnamita. Estamos hambrientos y nos pedimos unos noodles y una plato de arroz con verduras, una coca cola, una limonada casera y una botella de agua grande, por el módico precio de 100.000 VND. ¡Qué barato es comer en este país y además la comida está buenísima!

 Thai Vi Temple

Vamos a perdernos de nuevo entre arrozales, pero ahora sí conscientemente, porque si una cosa tiene este territorio es que merece la pena vagar sin rumbo y descubrir rincones llenos de encanto. Y así lo hacemos. Nos metemos por caminos de tierra entre la vegetación más pura y nos vamos hasta el Templo Thai Vi. De camino nos encontramos con vacas y búfalos pastando a su aire, varios locales con sus bicicletas y un grupo de niños divirtiéndose en una barca.

Llegamos hasta el templo que andábamos buscando. Qué bonito es encontrarse estas pagodas llenas de espiritualidad en este entorno completamente rural.

Despedimos este nuevo día caminando entre grandes plantaciones de arroz y enormes montañas de todos los tamaños, y con una luz que le añade al momento aún más magia.

No queremos volver al hotel en plena noche para no equivocarnos nuevamente de camino, así que decidimos que, a pesar de tener muchos más puntos por visitar en el mapa de Ninh Binh, no visitaremos ninguno más. Estamos felices con lo que hemos vivido y hemos visto, y preferimos quedarnos con ese buen sabor de boca. Regresando a nuestro alojamiento coincidimos en la carretera con todos los niños y adolescentes que salían del colegio. Eso le añade diversión a este camino de vuelta. Era muy curioso ver calles enormes llenas de niños con uniformes y en moto, otros charlando, otros peleándose, otros riendo… Y llega el momento de devolver la moto a su dueña y de pagarle lo que habíamos acordado. La opción de alquilar una moto ha sido todo un acierto, ¡os la recomendamos!

Hoy es nuestro aniversario de boda, así que tras un buen baño, nos ponemos guapos y nos vamos a cenar al restaurante del hotel. Estamos de celebración y nos merecemos una muy buena cena.

Y no pudimos terminar mejor nuestra estancia en Ninh Binh y Tam Coc. Han sido unos días realmente increíbles. Veníamos con grandes expectativas y se han más que superado. No os vayáis de Vietnam sin parar en este territorio, porque merece dedicarle un par de días. ¡Os sorprenderá!


Si no queréis perderos ninguno de nuestros relatos,  suscribiros a nuestro blog. Y si sois amantes de las RSS, seguidnos en vuestra favorita o en todas: InstagramFacebook y ahora también en Twitter. ¡Y si os gustan los vídeos, no dejéis de suscribiros a nuestro canal de Youtube!

¡Estaremos encantados de compartir con vosotros nuestras aventuras y experiencias viajeras!

Y si estáis pensando en viajar, que no se os olvide contratar vuestro seguro de viaje. Nosotros siempre lo hacemos con Iati Seguros, ¡el mejor seguro para viajeros! Además si lo hacéis a través de nuestro enlace conseguiréis un 5% de descuento.

You Might Also Like...

6 Comments

  • Reply
    aoaroundtheworld
    noviembre 20, 2017 at 12:03 pm

    Buah!! Sin palabras!!! Qué escribir cuando me he quedado soñando y viajando aunque sea con la mente a estos sitios??
    Preciosas fotos y preciosos los sitios que habéis visitado, como siempre.
    Muchas gracias por el post, seguro que nos será de gran ayuda en algún momento.
    Besitos!!!

    • Reply
      justwotravel
      noviembre 21, 2017 at 12:59 pm

      Madre mía! Qué bien haberte hecho soñar despierta hasta Vietnam! Wow, wow, wow! Muchas gracias a ti por leernos siempre y darnos tu feedback!
      No sabes la ilusión que nos hace recibir este tipo de mensajes!
      Espero que algún día podáis disfrutar de estos paisajes en primera persona!
      Un abrazo muy grande!
      Marta

  • Reply
    Mil y un Viajes por el Mundo
    noviembre 21, 2017 at 8:13 am

    Brutal el artículo… sólo hicimos el norte de Vietnam (Halong incluido) y nos habéis inspirado para regresar alguna vez!

    • Reply
      justwotravel
      noviembre 21, 2017 at 1:01 pm

      Jolines! Muchísimas gracias Maribel por leernos y por escribirnos! Ser fuente de inspiración para unos viajeros como vosotros es todo un privilegio! Yo os animaría a volver, porque Vietnam tiene rincones realmente increíbles!
      Muchas gracias de nuevo!
      Un abrazo!
      Marta

  • Reply
    Emilia
    diciembre 15, 2017 at 5:36 am

    Hola! Felicitaciones por el gran post, me ha servido de mucha ayuda!!! Voy a estar en Vietnam en Abril, quisiera saber como regresaron a Hanoi desde Ninh Binh. Muchisimas gracias, saludos!

    • Reply
      justwotravel
      diciembre 17, 2017 at 5:37 pm

      Buenas Emilia! Primero de todo darte las gracias por leernos, nos encanta tener nuevos lectores por aquí 🙂

      Pues, ese es el objetivo, serviros de ayuda para la organización de vuestros viajes! Referente a lo que nos preguntas, la vuelta a Hanoi desde Ninh Binh la hicimos en autobús y nos costó 7$ por persona. Y nos dejó justo en el aeropuerto. Lo contratamos directamente en uno de los restaurantes de la calle principal de Tam Coc. Es lo que te recomendamos, una vez llegues a Tam Coc, pasearte, preguntar en varios sitios y regatear hasta conseguir el mejor precio.

      Esperamos que disfrutes mucho de Vietnam, es un país increíble!
      Para cualquier otra cosa que necesites, ya sabes dónde encontrarnos!

      Un abrazo!
      Marta

Deja un comentario