justwotravel-blog-viajes-espanol-logotipo

Kuta Bali

¡Hoy dejaremos las Islas Gili y pondremos rumbo de nuevo a la isla de los Dioses, para pasar nuestras últimas horas en el país en la zona de Kuta Bali!

Amanece un nuevo día en el paraíso de Gili Air y a las 07:00H de la mañana ya estamos en pie. En unas horas abandonamos el que ha sido nuestro pequeño paraíso de este viaje por Indonesia. En un principio nos teníamos que quedar hasta medio día y coger la lancha rápida sobre las 15:30H de la tarde, pero ayer nos avisaron que esa lancha la habían cancelado y que nos teníamos que ir con la de las 11:00H. Una gran pena porque eso no nos deja disfrutar un ratito más de Gili Air.

CONTENIDO DEL POST

Cómo ir de Gili Air a Bali

Tristes estamos de abandonar esta isla, de tener que hacer de nuevo nuestras mochilas en las que cada vez caben menos cosas. ¿No os pasa que cuando hacéis la mochila la primera vez es perfecta, y a medida que va avanzando el viaje de cada vez la haces peor? Caben menos cosas, hay que organizar la ropa sucia con la limpia, colocar las cosas que has ido comprando durante todo el viaje… ¡Puff un gran reto meter todo lo que nos ha acompañado durante todos estos días en una mochila de unos 9 kilos!

Conseguimos superar el reto y cerrar las mochilas. Vamos a desayunar, último desayuno delante del mar con vistas a la cercana Lombok. Y tras el desayuno, cogemos todas nuestras cosas, revisamos habitación que esté todo en orden y que no nos dejemos nada, y ponemos rumbo al puerto. Llegamos pronto y cogemos sitio para esperar a que sea la hora de embarcar.

Y allí disfrutamos de nuestros últimos minutos en Gili Air. Todo listo, llega nuestra lancha y nos subimos en ella. Os recordamos que si queréis saber horarios, precio y compañía con la que elegimos contratar este transporte hasta las Gili lo podéis consultar en el post del día 14 de nuestra aventura.

Hoy la travesía es un poco menos tranquila, hace más viento y eso hace que una lancha tan pequeña se mueva con poquito viento. Como ya os aconsejé en el post de la ida, los que tenéis facilidad en marearos es mejor que os toméis una biodramina para que no lo paséis mal. Hora y media de viaje y ya estamos en Bali de nuevo. Volvemos a pisar la tierra de los dioses por un día más antes de coger el vuelo de vuelta a casa.

Kuta, Bali

¿Dónde pasaremos nuestras últimas horas? La base es Kuta, el sitio más cercano al aeropuerto internacional de Bali. Es la zona más turística de la isla y la menos recomendada si buscas un turismo alejado de la multitud y lo típico. Pero como solo vamos a pasar una noche y media mañana no nos podíamos alejar mucho del aeropuerto y tampoco está mal conocer la otra cara de Bali por unas horas.

La compañía de la lancha nos lleva con un vehículo hasta nuestro hotel en Kuta: Solaris Hotel Kuta. Nos queda un largo recorrido en coche por delante. Se nota cuando nos vamos acercando a la ciudad, vemos que es una zona mucho más cosmopolita, centros comerciales grandes, carreteras de varios carriles y muchísimo turismo. El tráfico allí sí que es realmente caótico y eso nos hace llegar al hotel pasadas las 16:00H de la tarde. Esta es la parte que más agota de este tipo de viajes, la cantidad de tiempo que nos pasamos en el coche para ir de un punto a otro. Pero esto es Asia, así son las cosas aquí y ya nos hemos acostumbrado. Hay que tomárselo con filosofía y paciencia.

Dónde alojarse en Kuta, Bali

Como ya os hemos dicho el hotel para nuestra última noche aquí es el Solaris Hotel Kuta, que nos costó 30€ la noche en habitación doble con desayuno incluido. Queríamos algo ni muy económico, ni muy caro, y cerca del aeropuerto, además este hotel tiene servicio de transfer gratuito. Así que genial.

Nos dan nuestras habitaciones y subimos un momento a dejar nuestras mochilas y nos vamos directos a comer, estamos desmayados de hambre. No nos movemos mucho y optamos por comer una pizza en un restaurante de al lado del hotel. Que por cierto no os lo recomendamos… Bueno, después de comer nuestro cuerpo nos pide una ducha fresquita porque el calor a finales de agosto en Bali aprieta y mucho. Así que ducha y tras esto nos vamos a pasear y a descubrir este lado tan turístico de la isla.

Qué ver en Kuta

Decidimos ir andando hasta la playa y si tenemos suerte queremos ver el atardecer desde allí, ¡oh nuestro último atardecer en Indonesia! No nos lo podemos creer, la nostalgia del viaje ya está presente en nuestra mente y todavía no ha terminado esta aventura. Llegamos a tiempo y disfrutamos de los últimos rayos de este día desde la playa de Kuta que está a rebosar de gente y con el mar lleno de surfistas.

En frente de esta playa hay un centro comercial enorme, chulísimo y súper moderno y nos metemos allí para dar una vuelta. Es el Beachwalk Mall. Paseando se nos hace la hora de cenar y como cerca del hotel no habíamos visto nada que nos gustara, decidimos cenar en un restaurante japonés que tiene muy buena pinta. Somos unos aficionados a la comida japonesa, así que qué mejor elección para nuestra última cena. Hay que decir que disfrutamos, la cena estuvo realmente buenísima.

Paseando con la brisa marina nos vamos hasta el hotel y a la cama prontito porque mañana no nos queremos levantar muy tarde ya que queremos exprimir las últimas horas en Bali. Y el plan que tenemos pensado es… Ah, sorpresa, en el próximo post os lo contaremos con todos los detalles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 4 =