Justwotravel
Diario de viaje Indonesia Indonesia

Indonesia, Dia 10: Bali

Ranas de fondo cantando… Primeros rayos de sol… Es fácil acostumbrarse a este sitio, a nuestro día a día descubriendo lugares nuevos de esta increíble isla que es Bali. Es lunes, 22 de agosto, y aquí seguimos en nuestra aventura por Indonesia y aprovechando al máximo cada día que se nos presenta en el camino. Hoy nos espera otro gran día, os lo adelantamos:

  • Espectáculo de danza tradicional Barong, Kris y Balong
  • Pura Madre Besakih
  • Palacio de Justicia, Kerta Gosa
  • Pura Goa Lawah
  • Kusamba

Llega al hotel nuestro guía de habla española, Mela, junto con el chófer para empezar la ruta. La jornada de hoy comenzará con una acercamiento artístico a la cultura balinesa: disfrutaremos de un espectáculo de danza tradicional Barong, Kris y Balong. Para ello iremos hasta el teatro del pueblo Batubulan, dónde el primer pase del día es a las 09:30H. Y allí estamos puntuales para que dé comienzo el show.

Yo bailo desde los 6 añitos, así que personalmente me apetecía mucho ver este espectáculo y sobre todo ver la danza tradicional balinesa. ¡Así que con los ojos bien abiertos empieza la función de la que no me quiero perder detalle!

img_9239

img_9240

El teatro no es un recinto como los que estamos acostumbrados a ver en el mundo occidental, cuenta con una arquitectura que recuerda muchísimo a los antiguos teatros griegos. De hecho, toda la estructura de la función, así como las partes más teatrales también me recordaban muchísimo al género de la comedia del teatro griego. Es un espectáculo que además cuenta con música en directo. Para los que no lo sepáis, esta danza cuenta la historia de El Barong, un animal mitológico que representa el espíritu del bien y el Rangda, un monstruo mitológico que representa el espíritu del mal. La trama narra la lucha eterna entre el bien y el mal. La obra cuenta con un preludio, un intermedio en el que pudimos ver a dos preciosas mujeres bailando la danza Legong, y 7 actos.

img_9256

img_9267

img_9277

La parte que más me gustó a mi, como buena bailarina, fue obviamente la danza Legong que me pareció una maravilla. Nunca había visto un baile con esos movimientos, esa precisión, el vestuario, el maquillaje y sobre todo cómo los ojos de las bailarinas eran protagonistas de esta danza.

img_9262

img_5839

Y después de esta toma de contacto con la cultura balinesa, ponemos rumbo al templo más importante y el más grande de la isla: el Templo Madre Besakih. Situado a casi 1.000 metros en las laderas del Gunung Agung, volcán que tuvo su última explosión en el año 1963. Fue fundado en el siglo VIII como un santuario en terrazas al honor de los dioses de la montaña que lo coronan. Comprende un total de 22 templos independientes pero todos situados en el mismo recinto.

img_9286

El horario de este templo es de 08:00H a 17:00H y la entrada son 15k IDR (1,03€) y como siempre 5k IDR (0,34€) por vehículo. Como ya va siendo habitual, en este templo no se permite la entrada a las personas que enseñan las rodillas. Por lo que hay dos opciones, alquilar o comprar un sarong, la tela tipo batik/pareo que hay que ponerse para taparse rodillas y piernas. Como hoy visitaremos un par de templos, preferimos comprarnos un sarong y así también llevárnoslo como recuerdo de Bali a casa. Hay muchísimas tiendas y souvenirs de ropa desde el parking hasta la entrada al templo, así que hay una gran variedad donde elegir. Nos probamos unos cuantos y finalmente elegimos los nuestros. Pagamos por dos 200k IDR, nos salió cada uno por unos 6€. Seguro que podríamos haber regateado más, pero al final uno se cansa un poco y accedes a pagar lo que te piden. Así que felices con nuestra compra y nuestras preciosas faldas entramos por fin al gran templo.

Lo primero que te encuentras nada más entrar es una gran escalinata que da acceso a la puerta del templo más grande de todo el conjunto, llamado Pura Penataran Agung. La estampa que se observa desde allí abajo es preciosa con la gran escalera, la puerta más arriba, todo rodeado de naturaleza llena de color y de fondo el impresionante volcán. Una imagen que transmitía muchísima paz y tranquilidad.

img_9299

Nos disponemos a conocer el templo más a fondo y lo hacemos subiendo por sus escaleras laterales. Entramos a la parte central y lo observamos desde un lado, ya que no se nos está permitido movernos por según qué zonas. Después, subimos varias escaleras más para ver otras partes del Madre Besakih. Nos encontramos con un grupo de niñas balinesas que debían tener unos 5 años y que vendían postales. Una de ellas nos siguió durante un buen trozo y nos soltó un discurso en español que nos dejó boquiabiertos. Madre mía, no podíamos irnos de allí sin darle dinero y dejar que nos enseñara sus postales. Así que nos enseñó todas las que llevaba y le compramos varias, tanto a ella como a sus amigas, algo que no le sentó nada bien.

img_9323

img_9329

Y desde allí arriba pudimos ver el templo desde otra perspectiva, lo vimos desde detrás y a una altura que ofrece otra instantánea completamente diferente pero no por ello menos bonita. Lo miraras desde donde lo miraras la belleza era la misma.

img_9321

img_5913

img_5934

img_8835

img_8833
img_9357

img_9348

Nos encontramos con muchísima gente local, familias enteras, todas ellas vestidas de blanco y cargadas de ofrendas para sus dioses. Siempre con una gran sonrisa en sus caras. ¡Son simpatiquísimos!

img_9368

img_9364

Después de la visita al templo más grande de la isla de los Dioses, se acerca la hora de comer y como siempre seguimos las recomendaciones de nuestro guía. Para llegar al restaurante pasamos por una colina con una naturaleza que combina campos de arroz y plantas tropicales. Esta zona se llama Bukit Jambul y tenemos la suerte de comer en un precioso valle de la zona. El restaurante se llama Lereng Agung, es semiabierto y cuenta con unas vistas panorámicas preciosas de la cresta de la colina con el volcán Agung de fondo. ¡Todo verde, súper bonito!

img_7206

Hoy vuelve a ser un sitio de comida tipo buffet, pero tiene muchísima mejor pinta que el del primer día. Y aquí la experiencia sí fue buena, la comida estaba rica. Así que disfrutamos de una buena comida con unas mejores vistas. El precio del buffet libre es de 100k IDR (6,98€) por persona, con bebida, comida y postre. A la salida del restaurante allí colgado para abajo había un simpático murciélago, al que como no, Juanjo se acercó para hacerse un par de fotos muy graciosas.

Ahora dejaremos atrás la naturaleza para poner rumbo a la ciudad. Siguiente parada: el Tribunal o Palacio de Justicia, llamado Kerta Gosa. La entrada cuesta 12k IDR (0,84€) y su horario de apertura es de 07:00H a 18:00H. Nada más entrar te encuentras con un pabellón semiabierto (bale) rodeado de un pequeño estanque de agua lleno de flores de loto. Está completamente decorado con ejemplos exquisitos de pinturas de Kemasan y arquitectura de estilo Klungkung. La arquitectura de esta isla no nos deja de sorprender.

img_9382

img_5949

img_9395

Y como no tenemos mucho tiempo y no queremos que se nos haga de noche, hacemos una visita rápida al Palacio de Justicia. Porque ahora tenemos que acercarnos hasta la costa este para la próxima parada situada en el pueblo costero de Kusamba. Y como ya os hemos contado en los otros días del viaje, aquí en Bali aunque la distancia parezca cerca, el tiempo real que se tarda para llegar a cada sitio es el doble o el triple de lo que tardaríamos aquí. Las carreteras y su gran tráfico, no ayudan a que el tiempo que tardamos entre un punto y otro sea corto.

img_9406

Llegamos al último templo que visitaremos en la ruta de hoy, el Pura Goa Lawah, templo conocido por las criaturas que habitan en él. Nos bajamos del coche y ya nos vestimos con nuestro sarong al que le añaden un trozo de tela naranja que nos ponen tipo cinturón por encima. Es símbolo y muestra de respeto a su cultura.

img_9413

Este es un pequeño templo dedicado a la diosa del mar y es famoso por tener en él una cueva llena de murciélagos. Llegamos justo en la hora del rezo, por lo que observamos de lejos. Pero nos acercamos un momento hasta la cueva para comprobar con nuestros propios ojos la cantidad de murciélagos que viven allí. Se cree que esta cueva conecta con el Pura Besakih, aunque jamás se ha demostrado. ¡Qué curioso!

img_9424

img_9421

img_9414

Y abandonamos este templo, que será el último que veremos hoy, por la gran puerta situada justo en frente del mar. Una impresionante entrada con 3 puertas como bañadas en oro bellísimas.

img_7281

Sin subirnos al coche, vamos andando hasta el próximo punto. Nos acercamos hasta la playa para ver cómo fabrican sal con el método tradicional. Algo muy curioso y que te hace ver que en esta isla hay cosas que todavía no han evolucionado, que son como se hacían antiguamente aquí también las cosas. Vemos la cara más artesanal y auténtica de esta parte de la costa balinesa. Y de fondo una espectacular playa de arena negra totalmente desierta desde dónde se ve perfectamente la gran isla de Lombok. Y con la brisa marina y el olor a sal puro, volvemos al coche. La ruta de hoy ya ha terminado y es hora de volver a nuestro pueblo, Ubud.

img_7261

img_5978

img_5987

Llevamos más de una semana de viaje, durmiendo poco y sin parar desde las 7 de la mañana. Así que decidimos que nuestro cuerpo bien se merece un homenaje y lo queremos premiar con un súper masaje balinés. Una de las experiencias obligatorias que se tiene que vivir en Bali es un masaje. Por algo será que sus masajes son tan famosos, así que hoy vamos a probarlo en carne propia y así podremos dar nuestra opinión.

No llegamos ni al hotel, hacemos parada directa al spa. Y elegimos un spa que está en la misma calle de nuestro hotel, y que nos recomendaron unos viajeros que habían probado casi todos los masajes del pueblo. Éste relación calidad/precio nos dijeron que fue el mejor. Les hacemos caso y entramos en el Nick’s Spa, y lo primero que hacemos es leer su variada oferta de masajes. Los hay de todos los tipos: de pies y faciales, reflexología, aromaterapia, con piedras calientes, de miel, de chocolate, de té verde… Nosotros queríamos el más típico: el masaje balinés de todo el cuerpo de una hora de duración. El precio de este masaje era de 120k IDR más el 21% de la tasa local, en total 145k IDR por persona (10€). ¡Un chollo! Ya me parecía barato antes de que me lo dieran y no os quiero contar después de la experiencia.

img_7276

Se ve un sitio muy limpio y cuenta con varias salas diferentes con ducha y jacuzzi. Aquí te dan la opción de darte un masaje con un acompañante en la misma sala. Juanjo y yo así lo elegimos, compartimos una sala en la que había dos camillas. Entramos y nos desvestimos, hay que quedarse completamente desnudo. Nos tumbamos de espaldas en la camilla y entran las chicas para empezar el masaje. Es importante, sobre todo las chicas, que os quitéis todo tipo de pulsera, reloj y collar. Se pasó la hora volando, ¡fue una pasada! Las chicas son muy amables porque en todo momento te preguntan qué tal está yendo todo. ¡Estas chicas tienen unas manos prodigiosas! Nos quedamos como nuevos. Nos dieron el masaje por todas las partes de nuestro cuerpo, hasta en la cara, las manos, los dedos… Yo no me he dado muchos masajes en mi vida, de hecho los que me había dado habían sido en el fisioterapeuta y por dolencias y lesiones. ¡Esto fue otra cosa completamente diferente! Es realmente lo que nuestro cuerpo necesitaba después de tantos días de dormir poco, de caminar mucho, de pasar muchísimas horas en el coche, del cambio horario… ¡Fue una maravilla, totalmente recomendable! Sea en el sitio que sea, si vais a Bali tenéis que daros un auténtico masaje balinés.

img_7270

De allí nos fuimos andando como flotando hasta el hotel que está a menos de 5 minutos, para darnos una buena ducha y quitarnos todo el aceite que llevábamos en nuestro cuerpo. Os podéis imaginar cómo estábamos después del súper masaje y de una buena ducha, relajados es poco. Así que como no queríamos irnos muy lejos a cenar, elegimos probar una pizzería pequeñita que está en la misma calle Bisma. Cada día pasábamos por delante de esta pizzería y nos sorprendía lo llena que estaba, por lo que dedujimos que si había siempre gente es porque buena seguro que era.

Esta noche dejamos de lado la comida de Indonesia y saborearemos una pizza. Tenemos que confesar que ganas no nos faltaban. El local estaba a reventar, esperamos uno 5 minutos y conseguimos mesa. Por cierto, el sitio se llama Umah Pizza y tiene una carta muy variada de ensaladas, pasta, pizzas y también platos de comida local. Nosotros nos pedimos varias pizzas hechas al horno de leña y las acompañamos de una buena Bintang y Bintang Lemon. Ah! y de postre probamos la pizza dulce de chocolate y bannana. ¡Deliciosa! Perfecta para terminar la velada con buen sabor de boca. Y lo mejor de todo es que cenamos genial y por tan solo 58,2k IDR por persona, que vienen a ser unos 4€. ¡Gran descubrimiento el de esta noche! Os dejamos la ubicación exacta de la pizzería en el mapa del inicio de post.

Hoy sí que ha sido uno de esos días en los que te vas a la cama agotado, pero relajado y feliz, con la sensación de haber aprovechado al máximo las horas que tiene el día. ¡Qué lugares hemos visto y cuántas experiencias que hemos vivido! Una jornada de 10 sobre 10, mejor imposible.

 


Sino queréis perderos las siguientes etapas de nuestra Ruta por Indonesia, suscribiros a nuestro blog y recibiréis las notificaciones de nuevas entradas directamente a vuestro e-mail. Y recordad que podéis seguirnos diariamente en Instagram y Facebook.

Y si estáis pensando en viajar, que no se os olvide contratar vuestro seguro de viaje. Nosotros siempre lo hacemos con Iati Seguros, ¡el mejor seguro para viajeros! Además si lo hacéis a través de nuestro enlace conseguiréis un 5% de descuento.

iati-seguros-justwotravel-descuento-segurodeviaje-iatiseguros

You Might Also Like...

2 Comments

  • Reply
    yaelcilla
    marzo 10, 2017 at 3:35 am

    Que belleza de lugar!, nosotras morimos por ir de una vez por todas a Asia y a Bali (See you later aligator!).
    Excelente entrada!!
    Un abrazo

    • Reply
      justwotravel
      marzo 10, 2017 at 1:30 pm

      Muchas gracias por el comentario! Sí, Asia es precioso y qué vamos a decirte de Indonesia y de Bali…! Cuando podáis, no dudéis en viajar hasta allí porque os enamoraréis. Muchísimas gracias y felices de tener a gente nueva por aquí!

      Un abrazo desde Mallorca!

      Marta.

Deja un comentario