Justwotravel
Diario de viaje Indonesia Indonesia

Indonesia, Dia 7: Tanjung Puting – Bali

Día 7 de nuestra aventura por Indonesia. Nuestro primer viaje por el sudeste asiático está siendo algo totalmente único. Atrás hemos dejado ya la isla de Java en la que hemos conocido dos de los iconos arquitectónicos más importantes de este país: los templos de Borobudur y Prambanan. Y atrás quedará hoy también, nuestra increíble aventura y en mayúsculas por la selva de Borneo. 3 días y 2 noches navegando por el río Sekonyer en el corazón del Parque Nacional de Tanjung Puting dónde hemos visto muy de cerca los orangutanes que habitan en él. Y cuando unas puertas se cierran, otras se abren y hoy abriremos la que da paso a una de las partes más deseadas de este viaje: Bali. Hoy llegaremos a la isla de los Dioses.

Pero son solo las 06:00H de la mañana y nuestros ojos se abren con los primeros rayos de sol. Seguimos tumbados en nuestra cama del klotok, rodeados de mosquiteras por todos lados. Hay que decir que durmiendo no nos ha picado ningún mosquito, ¡así que las mosquiteras hacen muy bien su uso!

img_8229

img_8225

Aprovechamos este momento para quitar hierro a los tan temidos mosquitos y a la malaria. Borneo es la zona del viaje que hacíamos por Indonesia en la que la malaria es más propensa. Por ello, la doctora del Ministerio del Interior nos recomendó y nos recetó Malarone. Pero leyendo sobre el medicamento y hablando con gente, decidimos que no nos lo tomaríamos debido a sus muchos efectos secundarios. Preferíamos llevárnoslo al viaje y en caso de tener algún síntoma de malaria, tomárnoslo. Es un medicamento que se puede tomar antes o después de contraer la enfermedad teniendo el mismo efecto. Esta fue nuestra decisión, que no quiere decir que sea la correcta, pero queríamos contárosla.

Y sobre las picaduras de mosquitos, poniéndose por todo el cuerpo al atardecer Relec Forte o cualquier repelente de mosquitos con alta concentración de deet, evitas la mayoría de picadas. También recomendamos un anti-mosquitos autóctono de Indonesia que nos dio Kris en nuestra primera noche en el klotok, que realmente ha sido todo un descubrimiento. Se llama Minyak Kayu Putih Cajuput Oil, lo podréis encontrar en farmacias o en cualquier tienda. Una vez que nos hicimos con un bote de estos, el Relec pasó prácticamente a la historia. Es tipo aceite y te lo puedes echar antes de que te piquen o después para aliviar el escozor. ¡Comprároslo! Nosotros hasta nos hemos traído un bote a Mallorca, porque los mosquitos mallorquines son peores que los indonesios, ¡os lo aseguramos!

Volviendo al klotok, ya estamos en pie, con todo recogido y cerrando mochilas porque en unas horas cogemos un nuevo vuelo. El calor aprieta en la selva y pedimos a Kris y al capitán a ver si podemos desayunar mientras navegamos, ya que casi no se puede respirar de la humedad que hay. Y así lo hacemos.

img_8298

img_8309

img_8631

img_8625

Hoy para desayunar nos toca un plato de noodles con verduras y huevos fritos. ¡Lo mejor para empezar un día con energía!

Hemos dormido muy cerca de la salida del río y no tardamos mucho en llegar al puerto. Toca despedirse de toda la tripulación y de la embarcación que ha sido nuestra casa durante estos días. ¡Oh! Nos llevamos con nosotros unos recuerdos increíbles.

img_8046

img_8299

Subimos al coche y ponemos rumbo al aeropuerto de Pangkalan Bun. Nada más llegar, Kris me acompaña a la oficina de Kalstar para recuperar el trípode, ¿recordáis la historia del trípode? Sino os suena de nada, tendréis que leeros la entrada del día 4. Y sorprendentemente, ¡me lo devuelven! Sí, lo hemos recuperado. A partir de ahora el trípode viajará en la mochila y no en la maleta de mano. No queremos más conflictos.

Bueno, llega entonces el momento de despedirse de Kris, de nuestro guía y ahora ya nuestro amigo. Para nosotros, el Mogly de la selva de Borneo. Él nos dice que está triste de que nos vayamos y que ha sido un gran placer conocernos y convivir estos días con nosotros. Que hemos sido una gran familia. Nosotros tampoco nos olvidaremos de él, porque sin duda ha contribuido a que esta experiencia haya sido fantástica.

img_8313

Nuestro vuelo con Garuda Indonesia no sale hasta las 10:55H y como nos pasó la vez anterior, llegamos demasiado pronto y como todavía no podemos facturar, tenemos que esperar fuera del aeropuerto hasta que abran el mostrador. Cabe puntualizar que no hay vuelo directo de Pangkalan Bun a Bali, hay que hacer escala obligada en Semarang. Estos dos vuelos internos tienen un precio aproximado de 100€/pax.

Esperamos un rato y allí sentados nos encontramos con una pareja de españoles con los que nos hemos estado cruzando todos estos días y nos cuentan que con mucha pena ya termina su viaje por Indonesia. Nos explican que Bali les ha encantado y que ha sido lo mejor de todo. No podemos evitar sonreír, porque en unas horas estaremos nosotros allí. ¡Qué ganas! Ya abren el mostrador y podemos facturar.

Esperamos hasta que anuncian la salida de nuestro vuelo. Y andando subimos al próximo avión con destino Semarang. Menos de una hora y ya estamos de nuevo en Semarang y como los vuelos están conectados, no tenemos que recoger mochilas, ni tenemos que salir del aeropuerto.

img_7127

img_7123

Como la anterior vez, hacemos tiempo en este aeropuerto tomándonos un rico café y comiendo un sabroso baggel del Starbucks, esta será nuestra comida. Puntual, a las 14:15H sale el vuelo dirección Bali. La duración de este vuelo es solo de una hora y quince minutos, pero como en Bali hay una diferencia horaria de una hora más con respecto a la isla de Java, llegamos cuando son las 16:30H hora local.

El aeropuerto de Bali ya se nota que es un aeropuerto mucho más internacional. Recogemos el equipaje y nada más salir nos encontramos un cartel que pone “Marta Serra”. Allí está nuestro transfer. Nada más pisar el exterior del aeropuerto nos damos cuenta de que esta isla es muy turística y de que no somos ni mucho menos los únicos turistas que hemos decidido pasar nuestras vacaciones de verano allí. Estamos en la zona de Kuta, al sureste, y tenemos un largo recorrido en coche hasta llegar al centro de la isla. Concretamente hasta Ubud, que es el pueblo que elegimos para pasar nuestra semana en Bali. Cuando organizábamos el viaje, hablamos con varios amigos que habían estado en Bali y sin dudarlo nos recomendaron dormir en Ubud, ya que para ellos fue el pueblo con más encanto de todos en los que estuvieron y desde allí es fácil desplazarse por toda la isla.

Tardamos más de 2 horas en llegar a nuestro hotel, el tráfico era terrible. Y de camino a Ubud vimos nuestra primera puesta de sol balinesa, ¡preciosa! Esto hacia presagiar las increíbles puestas de sol de las que íbamos a disfrutar en estos próximos días.

img_7131

Llegamos ya de noche a nuestro hotel: Pertiwi Bisma 1.  A la hora de buscar alojamiento en Ubud se nos puso complicado, porque aunque hay muchísimos establecimientos, agosto es un mes de temporada alta en Bali y muchos de los hoteles cuelgan el cartel de completo. Así que hicimos caso a la recomendación de la bloggera Carolina de Entre nubes de algodón, y tuvimos suerte de que todavía quedaban habitaciones disponibles en el Pertiwi Bisma 1. No es ni uno de los hoteles más económicos, pero tampoco de los más caros del pueblo. Digamos que está en la gama media. Porque Juanjo tenía muy claro que quería alojarse en un hotel que tuviera una preciosa piscina que enamorara. ¡Y así fue, porque este hotel tiene dos piscinas enormes y con unas vistas y un entorno que dejan sin habla! Así que aunque nos costó, conseguimos el objetivo. ¡Ya os la enseñaremos en los próximos post!

img_8767

Además es un hotel que está muy cerca del centro neurálgico del pueblo, a 5 minutos de las centrales calles Monkey Forrest y Raya Ubud. Pero lo suficientemente alejado para poder descansar y desconectar del ruidoso centro, y así poder dormir con el sonido de las ranas de los arrozales de alrededor. El precio en una habitación doble normal con desayuno incluido es de 38/€ por habitación y noche.

img_8316

img_8318

img_8322

img_8320

Hacemos el check in y nos vamos a deshacer mochilas, esta vez sí, ya que estaremos una semana completa en Bali. Después una ducha y directos al centro. Desde nuestro hotel podemos llegar a la calle Monkey Forest cruzando por dentro del hotel Pertiwi Bisma 2. Ese atajo sólo lo pueden coger los huéspedes que se alojan en alguno de los hoteles de la cadena. Y la verdad es que es súper práctico, en 5 minutos estamos al otro lado.

Y como estábamos muertos de hambre, fuimos directos a una pizzería que nos habían recomendado. Pero al llegar ya eran casi las 22:00H de la noche y tan solo les quedaban 2 masas de pizza. 2 pizzas para 5 personas, ¡inviable! Así que tuvimos que buscar algo cerca para salir del paso porque la mayoría de restaurantes cierran pronto sus cocinas. Y como esta era nuestra primera noche de otras siete que pasaríamos en Ubud, nos metimos en el primer restaurante que vimos sin pensar mucho. Era tarde y había que cenar ya. Un sitio que no hace falta ni recomendar. Después de cenar, paseo por la calle Monkey Forest hasta nuestro hotel. Y con esos paseos de noche por las calles de Ubud, ya detectamos la energía del lugar, estaba claro que era un sitio especial. Pensamos que era como una pequeña Formentera balinesa. Con este buen feeling y las ganas locas por ver ya sitios, probar la comida de aquí, callejear por sus calles, perderse en templos; en definitiva conocer y disfrutar de Bali, nos vamos a la cama. ¡Esta isla promete y mucho!

img_8941

img_8759


Sino queréis perderos las siguientes etapas de nuestra Ruta por Indonesia, suscribiros a nuestro blog y recibiréis las notificaciones de nuevas entradas directamente a vuestro e-mail. Y recordad que podéis seguirnos diariamente en Instagram, Facebook y Twitter.

Y si estáis pensando en viajar, que no se os olvide contratar vuestro seguro de viaje. Nosotros siempre lo hacemos con Iati Seguros, ¡el mejor seguro para viajeros! Además si lo hacéis a través de nuestro enlace conseguiréis un 5% de descuento.

banner_foto_766-x-73

You Might Also Like...

2 Comments

  • Reply
    Natalia
    julio 17, 2018 at 11:12 am

    Buenos días!
    voy a viajar a Indonesia este verano. Como hicistéis para volar con Garuda de Tanjung Puting a Bali, escala en Semarang?
    No me sale el vuelo conectado.
    Muchisimas gracias
    Natàlia

    • Reply
      justwotravel
      julio 17, 2018 at 5:31 pm

      Buenas Natàlia!

      Pues cogimos vuelo directo desde allí hasta Denpasar. Quizás ese vuelo ya no exista y hayan quitado la ruta… Piensa que nosotros este viaje lo hicimos hace un par de veranos y tal vez las cosas hayan cambiado! No tengo ni idea!

      Ya me dirás si encuentras vuelo directo!

      Un saludo y para cualquier cosa, aquí estamos!
      Marta

Deja un comentario